Un cómic de tiempos muertos

Bienvenido al blog de "Todo se pega". En este blog iré publicando semanalmente este cómic... No esperes un trabajo profesional, porque no lo es.
"Todo se pega" es un cómic de tiempos muertos... esos diez minutos que me quedan libres en el trabajo, esa media hora que madrugo de más para poder dibujar algo, esos minutos que intento sacar de cada día para hacer unas viñetas, por cutres que me queden a veces...
Así me han ido saliendo varias decenas de páginas del primer cómic de zombis sin zombis, de la historia de un par de amigas atrapadas en el ya tan manido holocausto zombi, que esta vez focaliza su atención, de momento, en mi amada y odiada ciudad de Zaragoza.
Espero que te guste.

lunes, 31 de enero de 2011

página 20

Hala que, entre unas cosas y otras, ya estamos en la mitad del cómic. Como veréis, Paula sigue su camino hacia el trastero de la casa... Por si no os hacéis una idea, para descender a los sótanos del edificio a pie (en ascensor sería otra cosa, pero os recuerdo: no hay luz) hay que salir a la calle y pasar por esa puerta lateral que se ve... lo cual causa cierta angustia a nuestra querida Paula, que no sabe muy bien cómo están las cosas por ahí fuera. Pero sólo son unos segundicos. Me gusta el dibujo del portal. Si queréis verlo en foto, podéis buscarlo en el google street view (Calle reina Felicia, 20, Zaragoza, España). En esta página volví a reutilizar decorados; es siempre el mismo dibujo, con ligeros cambios en la posición de las puertas. El jueves, seguimos bajando.

lunes, 24 de enero de 2011

página 18

Sí, ya sé que la cosa va muy despacio, aunque supongo que de eso se trata, ¿no? De esta página me gusta la viñeta de las escaleras, las otras no me convencen mucho, si acaso la de Paula haciendo el gesto de preocupación, dibujo que hice en un principio para otro momento del cómic, pero que luego incrusté aquí. La escalera y el pasillo pertenecen, cómo no, a mi ex casa de la Almozara. Concebí en mi cabecica un par o tres de historias que se desarrollaban aquí; ésta es la única que salió a flote...

jueves, 20 de enero de 2011

página 17

Hale, poco a poco empieza a intuirse que el cómic no es solamente sobre zombis...
La viñeta grande tuve que redibujarla con la tableta; había hecho un dibujo que no encajaba con la escalera y la barandilla y era anatómicamente más que discutible. Enganché a Noemí y le hice una foto en la escalera para captar mejor la postura y vi que tenía que rehacer todo el brazo izquierdo. Ahora que vuelvo a mirar la página, después de más de un año, veo que tenía que haber puesto un fondo más oscuro, pero vaya, sabréis perdonarme, eh???

lunes, 17 de enero de 2011

página 16

Sólo dos viñetas, ya lo sé, pero es que la página es así... En su concepción completamente inicial, la historia empezaba justamente aquí, ya que mi plan era hacer un cómic de unas 8 ó 10 páginas; está claro que la cosa se lió en mi mente bastante antes de empezar a ser plasmada en  papel. Otra idea inicial que deseché era que sólo se viera en la viñeta el haz de luz que deja la linterna, pero luego pensé que era mejor dejar el resto en penumbra más que en negro. Creo que me estuve más rato dibujando la barandilla que la Paula de la primera viñeta, total, para que luego no se vea... Igual un día hago un posto sólo de viñetas "mutiladas".

viernes, 14 de enero de 2011

página 15

Hala, pues; por fin Paula va a decidirse  a salir de su pequeño apartamento.  Debido a la incorporación tardía de las tres páginas anteriores a ésta (sigo poniendo la tilde al pronombre, lo siento, RAE), aquí tuve que agrandar las dos primeras viñetas, que sólo (y dale con tildes que ya no se ponen) mostraban en un principio, la cara de la chica. Empieza una segunda fase en la historia de Paula, fuera de la seguridad de las cuatro paredes de su apartamento y en que la oscuridad asumirá protagonismo propio. Espero que os guste.
Ah! El "blam, blam" de los disparos, lo hice en su día con el "Comic life"; no sabía insertar textos y manipulalos con Photoshop. Ahora lo hago de otra forma, pero vamos, tampoco pasa ná.

lunes, 10 de enero de 2011

página 14

Hala pues, aquí empieza la segunda parte, "El trastero", el cual iba a ser el nombre original de esta parte de "Todo se pega" en lugar de "Paula". No hay que ser muy observador para darse cuenta de que la primera viñeta  de esta página es la misma que la de la página anterior, pero con luz de día. Qué vago. Para cuando hice la tercera viñeta, por fin descubrí como hacer un efecto que siempre me ha gustado hacer cuando he dibujado a lápiz, a saber: sacar personajes u objetos del marco de la viñeta (en este caso el personaje del gato). Veréis cómo se repite. 

viernes, 7 de enero de 2011

página 13

Bueno, con esta página concluye la primera parte de la primera parte, que di en llamar "evacuación", aunque no haya puesto ningún letrero que lo indique. Continúa con la página 12, es esa parte que añadí más tarde y que no figuraba entre mis planes iniciales. Seguía experimentando con la tableta y el zombi que se medio ve abajo también es "virtual" (no lo dibujé en papel). El resultado me gustó tan poco que lo escondí en la esquina de la viñeta y es probable que lo acabe quitando.

martes, 4 de enero de 2011

página 12

Esta página y la siguiente (que sólo consta de 2 viñetas) no formaban parte del diseño original del cómic. Las añadí cuando ya iba casi por el final, porque quería incidir un poco más en la sensación de soledad y desprotección (creo que esta palabra no existe) de Paula. Yo siempre he pensado que ese momento de irse a la cama, de desvestirse en medio del silencio y la oscuridad de la noche, tiene algo de terrible, y ahí lo dibujé. Supongo que, cuando eres la única persona viva que queda en tu barrio, como es el caso de Paula, debe dar más miedo aún.

sábado, 1 de enero de 2011

beeeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrghhh!!

Aquí tenemos a un figurante de la segunda parte de "Todo se pega" (aún en proceso). Traducido al humano, las palabras que dan título que dan título al post quieren decir "espero que 2011 sea el año en que por fin pueda devoraros las entrañas". Es su forma de desearos un feliz año. Es que hay que entender a todo el mundo.